Festival Nits de cinema oriental de Vic, día 1

Volver a Vic, es volver al hogar, pocas ciudades me hacen sentir tan buenas sensaciones, en esta ciudad he vivido mis primeras borracheras, rechazos amorosos, noches que no se acaban. Luego pasé una temporada sin pisar la ciudad, para luego instalarme en pleno casco antiguo, vivía en el Carrer de la Ciutat, una pequeña finca justo en la Plaça major de Vic, fueron 5 años de contrastes emocionales, que por fin me hicieron sentir que era de Vic, el día de mi boda, en el ajuntament en una preciosa sala con las cuatro estaciones, por cuestiones laborales tuve que dejar mi querido piso y en la mudanza, el empaquetar toda una vida en la plana, no pude hacer otra cosa que llorar y prometer volver.

Es fácil encontrar un lugar para vivir, pero es difícil encontrar un verdadero hogar.

Hoy me he levantado a las 05:30, para poder llegar a Vic a las 08:25 cosas de los transportes públicos, en este viaje he venido con mi mujer, hemos ido a uno de los sitios donde solíamos desayunar siempre, La T de fusta, después hemos pasado por el vigatà para recoger las acreditaciones, para luego ir a dar una vuelta por la Plaça major, aprovechando que era día de mercat.

foto-17-7-18-15-57-48.jpg

Hemos visto la película Meow, una película de Hong Kong, con muy buenos efectos especiales y gatitos, muchos gatitos, sobre todo uno enorme, que es pleno protagonista de esta extraña película para niños, donde te mezclan el melodrama, humor físico, humor incorrecto y mensaje con valores. Film sobre una familia en horas bajas con una niña con una pierna mal y un gato que ha llegado desde otro planeta donde solo viven gatos para conquistarnos. Recomendable, aunque la emotividad estaba un poco demasiado subida de azúcar.

Luego nos hemos perdido la primera de la retrospectiva, para ir a dejar todo el peso de las maletas en el hotel, El Seminari de Vic, he de admitir que es un pedazo de hotel, nunca me lo hubiera imaginado así.

Foto 17-7-18 15 16 31

A las 14:00 hemos presenciado la presentación del libro sobre Stephen Chow, con una pica a pica, que se ha convertido en los Juegos del Hambre, hemos arrasado los canapés como si no hubiéramos comida en días, y probado la mágnifica cerveza especial del Festival, brutal, seguro que compro alguna botella.

Después hemos pasado por la Xixovic, una de las mejores heladerías que he probado y un lugar de esos que siempre volveré, tienen hasta helado de regaliz, para los que les guste la regaliz, caso de mi mujer, yo en cambio he preferido una de mis combinaciones favoritas, un cubano (horchata+helado de chocolate negro), hemos paseado por la ciudad, recordando momentos y con todo el calor y la pateada de más de 10km que hemos hecho, nos hemos vuelto al hotel, grave error, nos hemos dormido y nos hemos despertado que ya faltaba poco para empezar, hemos llegado que la actuación estaba empezada, sobre bandas sonoras para luego disfrutar de la danza del león chino.

Luego lo que ya es una película de culto Shaolin Soccer, con el gran Stephen Chow, un divertimento sobre un película del mundo del fútbol, visto de otra forma, mucho más cercana a los dibujos animados que una película realista, muy recomendable, lo podéis ver por Netflix.

Ya en el hotel, cansado escribo mi artículo, mientras por la tele informan que han encontrado un dragón de komodo en un piso de Barcelona, otra vez Asia entrando en occidente, pero esta vez de una forma negativa, mucho mejor ver películas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s