EL EFECTO MR. SANDMAN

A veces, al finalizar una película, una sensación de desazón nos inunda; no estoy hablando de la sensación de ver acabar una buena película que no quieres que acabe nunca, ni siquiera del famoso síndrome de stendhal que podemos sufrir con el final de películas como “Stalker”, “Ciudadano Kane” o “2001 Una odisea del espacio” por mencionar algunas; estoy hablando del “Efecto Mr. Sandman”, el responsable de que al concluir una película te quedes totalmente inmóvil y en silencio, mirando a un punto fijo, mientras reflexionas sobre lo que acabas de ver para que segundos después un escalofrío recorra toda tu columna vertebral.

Siempre me causó fascinación esa sensación que yo sentía al final de ciertas películas, pero no fue hasta que visioné “Mother!” de Darren Aronofsky en el cine por segunda vez cuando le puse nombre a este fenómeno. Le di este nombre en honor a la canción de The Chordettes “Mr. Sandman”, la única canción capaz de producir de forma tan dispar tanto una sensación de tranquilidad y felicidad como de desazón y mal rollo.
Pero, ¿Por qué darle el nombre de una canción? Pues la respuesta es algo tan sencillo como que sin música no hay “Efecto Mr. Sandman”, más concretamente sin música en los créditos.
Un profesor mío me dijo una vez que el cine se basaba en afinidad y contraste, y yo no sé si el cine en general se basa en ello pero este fenómeno sí que lo hace. El ejemplo más básico de esto sería el de una película de terror en la que al final todo el mundo muere pero al llegar los créditos suena una canción alegre como “Mr. Sandman”.

Por ejemplo, la antes mencionada “Mother!” es una película sin banda sonora que tiene un tono bastante extraño y oscuro, pero, cuando llegan los créditos escuchamos una dulce y tranquila canción (“The End of the World” – Patti Smith) que aunque jamás hayamos escuchado nos resulta familiar, lo que crea en nuestra cabeza un conflicto entre lo que hemos visto durante todo el metraje y lo que estamos viendo al final; y es ahí donde se crea la magia. En definitiva, el “Efecto Mr. Sandman” es eso que se crea cuando la película tiene un tono y los créditos otro.
Por lo que este efecto nos sirve para dar más profundidad y cargar de mayor emoción al metraje, pero ojo, es un arma de doble filo y no funciona siempre. Todo esto, nos demuestra que los créditos no son solamente algo que va al principio o al final, en los cuales se meten los nombres del equipo, música que ha sobrado y ocasionalmente alguna escena post-créditos; los créditos son una oportunidad extra para narrar y transmitir emociones.

Un comentario sobre “EL EFECTO MR. SANDMAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s