El Hoyo gana en Sitges

Un film producido en el Estado español se lleva el premio a la mejor película del Festival de Sitges

El premio especial del jurado y el Méliès d’Argent a la mejor película son para ‘Adoration’, mientras que la pareja creativa Kleber Mendonça Filho & Juliano Dornelles se llevan el premio al mejor director y el premio de la crítica José Luis Guarner por ‘Bacurau’

El palmarés de la 52ª edición de Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya ha estado muy repartido. La ópera prima del realizador vasco Galder Gaztelu-Urrutia, El hoyo, ha convencido al jurado de la Secció Oficial Fantàstic que lo ha galardonado con el premio a la mejor película y también al jurado de la crítica y al público, con el Citizen Kane al director revelación y el Gran Premio del público a la mejor película. El realizador Fabrice Du Welz y la sugerente Adoration también ha conseguido dos galardones, el premio especial del jurado y el Méliès d’Argent a la mejor película. Los otros triunfadores de esta edición por partida doble han sido los realizadores Kleber Mendonça Filho & Juliano Dornelles que también han convencido a jurado y crítica, con dos galardones por Bacurau.

Dos personas por nivel. Un número desconocido de niveles. Y una plataforma con comida para todos ellos. Bajo esta premisa tan inquietante se presentó este martes en Sitges el thriller El hoyo, el debut en el largometraje de Galder Gaztelu-Urrutia, una de las grandes sorpresas de producción española del año y una de las cinco óperas primas presentadas en sección oficial a competición en Sitges 2019. Gaztelu-Urrutia hace una escabrosa y contundente crítica social apostando por una ciencia ficción cerebral, distópica pero gráfica y violenta que ya sedujo en festivales como Toronto o Fantastic Fest y que, a partir de hoy, pasará a la historia por ser la primera producción vascocatalana que gana el premio a mejor película en Sitges.

La vuelta a los bosques de las Ardenas, donde filmó Calvaire y Alleluia, han supuesto muy buenas noticias para el realizador belga muy conocido en Sitges, Fabrice Du Welz. Con la sugerente Adoration, donde relata una odisea juvenil de libertad, amor y locura, en que las emociones son tan puras que hacen daño, Du Weiz se lleva el reconocimiento del Premio especial del jurado y el Mèliés d’Argent a la mejor película.

Kleber Mendonça Filho & Juliano Dornelles, responsables de Bacurau, la ganadora del Premio del jurado en el pasado Festival de Cannes, también se  van de Sitges con el reconocimiento del jurado oficial a la mejor dirección y un Premio de la crítica con esta distopia profundamente irónica, brutal y crítica con los tiempos que corren, que ha llenado el Auditori del Meliá en sus dos proyecciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s