Resumen de Sitges 2019

Otro año que visito el Festival de Sitges, otro año que no cogen mi película, ya van dos. Pero Sitges y yo tenemos una gran historia, un historia llena de risas, lloros, cervezas, películas en vena y un gran ambiente. Este año no iba a ser diferente.

Día 2/10/2019

Me peleo en casa para poder cerrar la maleta, llena de ropa para los 10 días de Festival, he quedado con Ylenia, una buena amiga, que además es mi brazo derecho en el Fantboi. Ya estoy sudando, puto calor, tengo que salir de casa a las 15:00 para coger el bus que me lleva a Gavà y de ahí coger el tren para Sitges. Suena el timbre, por fin, han llegado las tarjetas del Fantboi, las guardo, cojo el bus, luego el tren, no consigo ver a Ylenia pero vamos en el mismo tren. Vamos al apartamento, regentado por una señora como mínimo algo desequilibrada mental, repito ya que el sitio vale mucho la pena. Después de esperar más de una hora, ya tenemos las llaves y nos instalamos.

Cogemos acreditaciones, esta vez no me dan mochilo, cabrones, todo está muy verde, Tramuntana sin montar, carpas a medias y mucho trajín de trabajadores. Mañana empieza el mejor festival del mundo en temática Fantástica.

Día 03/10/2019

Este año me lo voy a tomar con calma, no voy a ver tantas películas, voy a disfrutar más del Festival y no encerrarme a intoxicarme de cine, lo tomaré con mesura. Hoy 3 películas.

Empiezo con In the Tall Grass, la película de la hierba de Netflix, vamos al pase de prensa, empieza bien, aunque luego se diluye un poco, me parece que no ha estado tan mal, aunque tampoco es para tirar cohetes, aunque ver a Patrick Wilson de malo, me hace gracia.

Luego me toca sin descanso Bloodline, película que voy con 0 expectativas, con Stifler de protagonista, es como un Dexter, pero con mejor final, tiene unas muertes muy bien hechas a la vieja escuela, donde no escatiman nada en sangre, tiene un par de giros graciosos y la disfruto, solo pido eso. Pasarlo bien.

Siguiente película, otra sin descanso, 3 From Hell, la esperada película de Rob Zombie, despedida de Sid Haig, la película no empieza bastante divertida, la parte de la cárcel mola bastante, pero luego se convierte en un truño de lo más aburrido, la sangre hecha por ordenador, la novia de Zombie es la peor actriz del mundo, si buscas sobreactuación, sale su foto, la película no remonta ni cuando intenta ser el Mariachi, primera película que suspendo.

Toca hacer algo de compra y comer algo. Primer día y ya me he reencontrado con varios amigos, comentamos airosos con el amigo Jordi Izquierdo y Jaume (se desvirga con el festival). Ya en el apartamento me llaman de El Momento Inútil, hago mi crónica radiofónica.

PARTY HARD!!!

Ylenia ha conseguido invitaciones para la fiesta de inauguración, entramos y está lleno de gente haciendo colas por comida y bebida gratis. Al poco rato empiezo a pajarear, para ver si veo caras conocidas con las que conversar, hay mucha gente, yo voy con mi camiseta de Apóstata, me encuentro con Borja Crespo, buscamos comida y bebida, comentamos cosas, le felicito por la exposición y por el Festival de Donosti, me presenta a Irati, una chica más maja que las pesetas, me encuentro después con Daniel M. Caneiro, hablamos un rato, me encuentro a Frankie de Leonardis, un amor de persona, sigo comiendo y bebiendo, hasta que llego a la zona clave, hablo con uno de los productores del Hoyo, el director y productora de Amigo, Paul Urkijo, vuelvo a ver a Borja, Caye Casas es una puta máquina, ambientazo, me cago en la puta, es Carlos Vermut (uno de mis directores favoritos) me acerco y hablamos de guión, le invito a ver mi película, es un tío muy majo. Reencuentro a Ylenia que ha hecho una buena función de promoción del Fantboi, seguimos bebiendo, aunque ella no puede que está con medicación, beberé por ella. Después de 8 cervezas, 2 copas de cava y un whisky sigo charlando con la gente, conozco gente muy interesante, Geoffrey Cowper también está, hablamos un buen rato, me encuentro más gente, compañeros directores de mi generación, la generación más precaria del cine español. Nos vamos, nos lo hemos pasado en grande. Esto solo pasa en Sitges.

Día 4/10/2019

RESACA, me levanto a las 07:25, he dormido menos de cinco horas.

08:15 Paradise Hills, vestuario magnífico, decorados muy elaborados, buenas actrices, pero no me llega, además te plantean una distopía que acaba siendo una película que no sabe terminar y te saca totalmente de la película. (¿para esto he madrugado?)

Descanso un poco, me hecho una mini siesta de 20 minutos en el apartamento y vuelvo a la cola, ahora toca Noche de Bodas (ready or not) menos mal, es muy divertida, me lo paso muy bien, aunque un poco más de mala leche le hubiera ido bien, aunque el final es apoteósico.

Hago cola para una película y de golpe veo a Jamie Lannister, que guapo es el cabrón, el tipo es muy simpático y se hace fotos, firma autógrafos. Jaume flipa, comprueba que tiene las dos manos, ahora toca verlo en la película danesa Suicide Tourist, film de ritmo pausado pero con un tema muy tabú, con cierta crítica social.

Llevo unos zapatos que me provocan heridas y moratones, casi no puedo andar. Me baño en la playa para ver si la sal cura las heridas. El agua está de puta madre.

Día 05/10/2019

Hoy es el día de más caos en Sitges, si ya un sábado suele ir mucha gente, súmale la zombie walk.

Otras sesión matinal, Vivarium, una película original, con una premisa muy buena, una interpretación sublime de Imogen Potts y con un personaje mucho más deslucido de Jesse Eisenberg, te dan ganas de practicar infanticidio, pero la película se vuelve demasiado amable y se ha podido la oportunidad de ver una gran película.

Hoy mis compis de radio, Enric, Patri y Raquel van a Sitges, intentaré verlas, pero los pies me están matando. Como con Jaume unas bravas y unas croquetas en el Retiro, toca “pasarlo pirata” toca la película de One Piece Stampede. Llega mis sobrino y mi hermano Oscar y su pareja Cristina, la familia política me fue a buscar a casa unas bambas viejas para ponerme y quitarme los zapatos infernales, dolor.

Es hora de pasarlo genial con Luffy y compañía, es una película hecha para los fans, muy disfrutona, nos ha encantado, salimos del cine, me despido de la familia y me toca per una película de otra familia. The Odd Family, una película coreana de zombies, llena de humor, no paro de reirme todo el rato, el público de El Retiro está a tope con la peli, tiene un par de giros de guión y homenajes a otras películas de zombies, como parodia a su cultura. De momento la mejor del Festival.

Día 6/10/2019

Llega la Gallega, Adriana amiga de Ourense, que le aficionamos a venir a Sitges, ahora ya lleva varios años seguidos viniendo al Festival, al día anterior no pude coger las películas y no tengo ninguna hoy, hablo con gente interesante, me mezclo por la sala de prensa, asisto a charlas y llega la gallega. Yo sigo con los pies con heridas, me cuesta mucho andar, casi que ha ido bien no coger películas para hoy.

Vamos a comer a la mejor hamburguesería de Sitges, el Big Al´s, me como la triple carne, contra muslo crujiente, cerdo deshilachado y una hamburguesa de ternera, la disfruto como siempre. Damos un paseo, compramos cosas para el apartamento y disfrutamos de la buena compañía.

Día 7/10/2019

Nunca los lunes en Sitges son malos. ¿O si?, veo una de las peores películas españolas que he visto en mucho tiempo, El Asesino de los Caprichos, un despropósito de thriller, asesinatos sin sangre, Maribel Verdú en su peor papel, no me la creo en ningún momento, clichés a punta pala y mal puestos, planos que no encuentras sentido un croma de azotea de Madrid, muy mal integrado. Lo único de cine fantástico es que la Verdú se quedara embarazada en la película, mucha gente se levantó y abandonó la sala.

Veo Judy & Punch, empieza con un chiste muy bueno, parece que será muy buena, pero se vuelve muy aburrida, un guión con lagunas y una trama que avanza hasta un discurso buen rollista que termina por hacerme perder la paciencia. Muy desaprovechada.

Meno mal, llega una de las películas que más ganas de tenía, El Hoyo, que puta maravilla, luego me doy cuenta que conocía a su guionista en el Fant de Bilbo, menudo personaje, es una película imprescindible, una crítica mordaz al sistema de clases, mucha mala leche y un sentido del humor muy negro. Le pongo un 9. Ya ha valido la pena ir a Sitges por ver esta película.

Día 8/10/2019

No sabía que ver, solo tengo 2 películas en todo el día.

Veo Synchronic, película que trata sobre dos tipos que trabajan en una ambulancia y ven unas extrañas muertes por una droga nueva, una droga que te lleva al pasado, se toma demasiado en serio y eso hace que no acabes de disfrutarla, acompañado de un final demasiado bondadoso. Le falta conflicto.

Vuelvo al Auditori, esta vez para ver una comedia negra con Demie Moore, Corporate Animals, es como ver una capitulo de office, pero con canibalismo, muy divertida y festivalera.

Recibo un mensaje que el Festival de Linares Fantástico, ha seleccionado mi segundo largometraje Apóstata, estoy flipando, siempre Sitges me trae suerte.

Día 9/10/2018

Joder qué cansado estoy, no hemos parado de movernos de un lado para otro, el cansancio y mi obesidad mórbida hacen que me cueste mucho seguir el ritmo de otros.

Veo la película de Come to Daddy, con Elijah Wood de protagonista, una película que empieza muy bien, pierde ritmo en el segundo acto, pero menuda locura de tercer acto, me gusta la película.

Me meto corriendo para ver Achoura, una película marroquí de terror, con un monstruo de lo más currado, hacen falta más monstruos en el Sitges de este año, la película recuerda a It pero con tradiciones del norte de África, aprobada aunque excedan en darte explicaciones.

El anime llega al Auditori del Melià, estreno mundial de Here blue sky, con presencia del director y sus dos actores principales de doblaje, una historia que habla de los sueños perdidos, con un elemento paranormal y mucha emotividad, me ha salido una lagrimita.

Día 10/10/2019

Solo 2 películas, pero joder que películas.

Auditori, película francesa de Quentin Dupieux, Le Daim, una película donde una chaqueta de ciervo es la total protagonista, un film donde hace una crítica al cine actual, divertidísima, este hombre ya hizo una película de un neumático asesino, pero el carisma de Jean Dujardin (The Artist) hace que sea mejor, una de las grandes sorpresas del festival, esta surrealista película se convierte en una de mis favoritas.

Intervengo en El Momento Inútil, para dar cuentas del cansancio y de películas que he podido ir viendo.

Los thrillers coreanos nunca fallan, protagonizada por Ma Dong-seok (Train to Busan) película basada en hechos reales, The Gangster, The Cop, The Devil película donde la mafia ha de aunar fuerzas para detener un asesino en serie. Mucha acción, planos increíbles, persecuciones angustiosas, grandes interpretaciones por el trío protagonista y el carisma arrollador de Dong-seok repartiendo galletas. Ovación del público del Retiro.

Vamos a tomar algo, charlamos con amigos, consigo algún contacto más y me voy a la cama destrozado. Pero antes de dormirme, un Festival en Argentina me ha seleccionado Apóstata, ya cogieron Cautivos el año pasado y repiten conmigo en el PIFF esta vez en su sección de terror.

Día 11/10/2019

Mucha gente me pregunta por el FANTBOI, desde profesionales y prensa, parece que vamos por el buen camino, con humildad y trabajo duro, al final se consiguen las cosas.

Una de las más esperadas llega al Auditori, Colour out space, basado en un texto de Lovecraft, protagonizado por Nicolas Cage, que siempre nos regala sus interpretaciones, como me mola este tipo, no es una genialidad, pero es una gran película, con una estética muy buena, momentos bizarros, humor bien puesto, aunque se desdibuja al final y pierde la oportunidad de ser una genialidad.

Vuelvo al Auditori, ahora veo la película de The Vigil, film que cerrará el Festival, un protagonista sin carisma, mucha cultura judía, pero se vuelve un poco desesperante y facilona, son sus típicos sustos de película comercial.

Tercera del Auditori, Samurai Marathon, película japonesa con director occidental, nada más y nada menos que Bernard Rose (Candyman) que nos sorprende con una cinta de lo más entretenida, con mucho humor, lecciones de historia de Japón y algo de sangre con mucho estilo. Sé que no soy muy fiable con esto, ya que soy fan de las películas de samurais.

Me voy al Brigadoon, toca hacerle homenaje al gran actor y mejor persona Emilio Moya, un amigo que murió hace un poco menos de un año, el documental era infumable, pero eso es lo que el hubiera querido, ¡Grifo! mi gran amigo Joel Badía Soler, con el que colaboro desde hace muchos años era más íntimo que yo y tuvo la suerte de poder trabajar con él. Fue algo muy emotivo, para después poner el corto Coaching for psychopaths, título donde hice de ayudante de dirección aya por el 2013 (como pasa el tiempo).

Hablo con los colegas, se me presentan los del Baidefest, un festival muy molón de Roses, son muy buena gente y hablando de buena gente llega Oscar Lladó del B-Retina, vemos los cortos, entre ellos la Colleja donde sale mi amiga Itziar Castro y dirige Sergio Morcillo, hablamos un rato después de los cortos, proyectos futuros interesantes y muy buen rollo.

No he comido ni he cenado, estoy muerto, es la madrugada que nadie en el apartamento, hoy tocaba fiesta de Karaoke, llego estoy medio muerto, no aguanto ni 5 minutos, mientras mi mujer y Adriana hacen buenas migas con el equipo de El Pozo, película que le encantó a mi mujer. Me muero para resucitar al día siguiente.

Día 12/10/2019

Toca empezar a despedirse de la gente del festival. Veo en el Auditori el clásico hipnótico Crash, una película que me fascino y que me sigue fascinando, la oportunidad de verla en pantalla grande es una maravilla. Aunque el 4k yo no lo vi.

Menú en Can Xavi, sitio mítico delante del cementerio, comiendo al lado Caye y Geoff, que bien me caen estos tipos. Llegamos para los Queer Kong, donde el amigo Izquierdo es jurado, la carpa del Fnac es una sauna, no sé como Jordi Ojeda no ha perdido más peso al estar ahí metido. Miquel Claudi es un encanto de persona, se lo ha currado mucho con los premios, una cosa que muchos vemos como normal, pero la homofobia sigue muy presente y se ha de erradicar de nuestra sociedad.

Descansamos un poco, vamos a cenar con la familia de Izquierdo, que no son solo su hermano y cuñada, están sus sobrinas y una chica francesa de intercambio, que me pide hacerse una foto conmigo, cenamos en el Big Al´s, es raro el año que no repito, esta vez me como la burger con dos donuts, la bomba calórica. El grupo se vuelve más liviano, muchos se van a dormir, seguimos por Sitges para acabar en la calle del Pecado y tomarnos unas copas. Entre anécdotas graciosas por parte de Izquierdo, Oller y Sandra que toman el protagonismo al trabajar juntos. Menuda fauna ha pasado por ahí.

Terminamos la copa y vamos para el apartamento, hasta que Ylenia que le había fallado el plan nos dice si alguien quiere ir a la fiesta con ella de cierre, yo estoy muerto, pero Adriana sé que le hará ilusión. Acaban hablando con Paco Plaza y Ángel Sala sobre el FANTBOI, dando apoyo al Festival.

Todo no será lo mismo, ya que Mike Hostnech se marcha a las américas, no sé cómo será el Sitges del año que viene, pero algo que sé, es que se le echará mucho de menos. Espero tomarme un bourbon algún día con él.

Día 13/10/2019

No tengo cuerpo para maratones, dejo las llaves de mi apartamento, hacemos las maletas y con una lágrima en los ojos me despido del Festival de Sitges, un lugar de ensueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s