Parasite, la sorpresa del año

Parasite (Parasitos) desde hoy se ha convertido en mi película favorita del año, rivalizando con alguna otra película que he visto, a no ser que haya otra sorpresa en estos meses que quedan.

La obra de Bong Joon-ho es sorprendente, lo conocí gracias al título de ‘The host‘ que era una vuelta de tuerca al género de monstruos, pero con el resto de películas no tienen nada en común, solo su talento en contarnos historias ‘Memories of murder‘, ‘Rompenieves‘, ‘Okja‘ .

Pero ‘Parásitos‘, ganadora de la Palma de Oro del último Festival de Cannes va un poco más allá, es algo superior en todos los aspectos: su cruel sentido del humor, su crítica social, la ironía que gasta en muchos momentos, la elección y diseño de los escenarios, la meticulosa planificación en la que cada gesto y posición de cámara nos están revelando algo sobre los personajes, recordándome mucho al mejor Hitchcock que te plantaba la cámara en diferentes posiciones según que personaje salía y adoptando posturas más cercanas a los animales. Todo este trabajo que hace Bong, te lleva a dar un discurso muy acertado, dándole un verdadero significado.

Kang-ho Song, actor que interpreta al cabeza de familia hace uno de sus mejores papeles, colaborador habitual de Bong, vuelve a demostrar que en Corea del Sur, hay mucho talento actoral.

Bong Joon-ho muestra con una precisión milimétrica, el concepto de parásito social, y lo hace de forma doble: la familia burguesa y sofisticada de un exitoso arquitecto y una familia completamente antagónica,  una familia que malvive en un sótano en los barrios bajos, con problemas de salubridad y medios, donde hasta se esfuerzan para robar el wifi a los vecinos. Pero que son capaces de asumir nuevos roles, hacerse pasar por quienes no son y penetrar hasta lo más hondo de la sociedad.

El mayor éxito de la película es que empatizas con los personajes, ves como los maltrata, te ríes con ellos, para llegar al fantástico clímax final, una tormenta catalizadora de lo más profundo de cada ser, un misterio en la casa y una fiesta de cumpleaños inolvidable.

Es una bomba a punto de explotar, sobre la frustración social de querer encajar en un sistema de castas.

Bong Joon-ho ha alcanzado su más alto nivel, será difícil hacer otra obra de esta magnitud. Ya es historia del cine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s